Martes, enero 18

Emocionalmente educados!

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Emocionalmente  Educados

Gracias a estudios recientes basados en neurociencia y educación, es que, en los últimos años, ya sabemos que la inteligencia emocional y la cognitiva no sólo están ligadas, sino que también la inteligencia emocional potencia a las demás.

Los niños son los propios protagonistas del aprendizaje emocional. Pero, ¿Cómo logramos que se desarrollen en ello?

Siendo educadoras de la primera infancia, es nuestra responsabilidad llevar a clase diversas actividades de reconocimiento de emociones, razonamiento, resolución de problemas y cómo gestionar las emociones, nunca hay que ocultarlas, sino expresarlas con regulación; estas son herramientas que le servirán al pequeño para toda la vida, esa es una verdadera educación de calidad. Ya quedó en el pasado que la maestra trasmitía solamente conocimientos; hoy en día, sabemos que debemos acompañar y guiar a estos seres maravillosos y puros a que eduquen sus emociones y logren auto-regularse. Es un trabajo diario, perseverante, lleno de actividades, en las que los niños participan activamente, pues ellos son los protagonistas de sus aprendizajes. El objetivo es que los niños logren tranquilizar sus mentes, relajar sus cuerpos y se sientan más cómodos consigo mismos y con los demás.

Durante las mañanas, principalmente, cuando los niños están más atentos, propondremos actividades como cuentos, role plays, identificar las emociones con colores, imágenes, entre otros recursos. Poco a poco, ya no sólo le pondrán nombre a lo que sienten o lo que sienten otros, sino que también tendrán un abanico de posibilidades de cómo reaccionar ante lo que sienten y las consecuencias de ello. Tendrán empatía, harán frente a sus miedos, podrán trabajar en equipo por un bien común, aprenderán a resolver conflictos de manera constructiva. Todo ello tiene como finalidad el bienestar personal y social. Entonces, sólo así estaremos educando para la vida.

Francisco Mora, investigador en neurociencia, afirma: “Sin emociones no puede haber atención, ni aprendizaje ni memoria”. Todo esto se logra gracias a nuestro cerebro social y las neuronas espejo, las cuales nos permiten aprender por imitación y contagiar emociones.

Menos razón y más corazón: Nuestro pequeño se desarrollará emocionalmente de forma eficiente si le damos el empujoncito que necesitan.

Además, ellas nos permiten entender la mente de otros, no sólo de una manera conceptual, sino mediante la simulación directa. Es decir, sintiendo, no pensando.

Los padres son la principal influencia de los niños, pero también su entorno cercano, como el salón de clase, por lo que sus relaciones interpersonales deben ser cálidas, con mucho amor y respeto, llenas de afecto y comprensión. De esta manera, estamos asegurando una base estable para la construcción de buenas relaciones en el futuro. En el aula se trabajará con muchas herramientas para ello.

¿CÓMO ENSEÑAMOS A LOS NIÑOS A SER TOLERANTES ANTE UNA FRUSTRACIÓN?

Primero, debemos definir “tolerancia”, la cual es el acto de soportar algo o alguien, aprender a ser flexible en la vida y a aceptar las cosas, aunque no nos guste. Entonces, veamos el paso a paso para que tu pequeño adquiera este valor:

1.  TOMA CONCIENCIA

Reconoce qué es lo que frustra con frecuencia a tu hijo. Luego, analiza sus reacciones ante lo que le molesta, ante lo que no consigue. Poder reconocer el “problema” y cómo se manifiesta es el primer paso en el camino a solucionarlo.

2. ENSÉÑALE A TENER CONTROL DE SUS EMOCIONES

La baja tolerancia a la frustración da una hipersensibilidad hacia lo displacentero. Debemos preocuparnos por educar el auto-control en nuestros hijos, el cual les servirá para toda la vida, en el trabajo, en sus relaciones afectivas, y en sus hábitos en general como comer de todo, y saber decir “no” cuando es necesario. Ayúdalo a buscar soluciones a sus conflictos. Lemas que ayudan: ¡Se gana con sencillez y se pierde con elegancia! (juegos). ¡En esta casa se come lo que te gusta y lo que no te gusta! (comidas).

3. PROPONTE METAS PEQUEÑAS

Cualquier actividad es formativa. Un juego de mesa, si se respetan las reglas y los turnos. Por eso, hay que procurar que aprovechen el tiempo y se acostumbren a estar siempre ocupados con deportes, juegos, hobbies, libros.

Quizás, nuestros esfuerzos no se vean a corto plazo. Entonces, recuerda las palabras de Paulo Coelho: “Las pequeñas cosas son las responsables de los grandes cambios”.

Y si trabajamos con constancia, en la adolescencia de tu hijo recogerás los primeros frutos de tu labor. ¡Tenlo por seguro! Educar a un niño exige menos razón y más corazón. Si nos unimos casa-nido, la educación del niño irá en una sola línea y se dará de manera integral.

 

 

Share.

About Author

9 comentarios

  1. That would be the end of this report. Here you will obtain some web pages that we believe you will enjoy, just click the hyperlinks. Bunnie Elias Jarrell

  2. This piece of writing will help the internet users for building up new webpage or even a weblog from start to end. Henka Derby Mikaela

  3. I think other site proprietors should take this site as an model, very clean and excellent user friendly style and design, let alone the content. You are an expert in this topic! Floris Riordan Booma

  4. Hello there, simply was aware of your weblog thru Google, and found that it is really informative. I am gonna watch out for brussels. I will appreciate in the event you continue this in future. Many folks can be benefited out of your writing. Cheers!| Maryjo Pooh Gean

Leave A Reply

Ir a la barra de herramientas