Martes, enero 18

El lenguaje en los primeros años

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Desde hace tiempo se ha investigado cuales son los beneficios, en especial en los niños, que posee este lenguaje universal.

A través de la pintura, los niños descubren un mundo lleno de colores, formas, trazos y de imaginación. Simbolizan sentimientos y experiencias.

La pintura es independiente de la edad. Una vez que el bebé consigue sujetar un objeto, podrá hacer garabatos, dibujar… Esta es una de las actividades más gratificantes para el pequeño.

Un día, alrededor de los 18 meses, tu hijo se sentirá atraído por el papel y el lápiz y empezará a utilizarlos por el puro placer del movimiento. Que unos niños descubran antes o después esta forma de divertirse, no es indicio de que sean más o menos inteligentes, sino solo de que cada uno tiene su ritmo de evolución. Es normal que a esta edad los niños manejen el lápiz con las dos manos a la vez y que las usen indistintamente.

Cuando veas que tu pequeño empieza a interesarse por los colores, ofrécele un papel blanco y enorme (papelógrafo), porque en esta etapa uno de los logros más importantes es que tu hijo aprenda a distinguir bien sus trazos. Y sobre un fondo blanco los colores hacen un buen contraste.

La importancia de que sea sobre un papel grande es que en esta etapa ejercitará su fuerza y su control sobre el lápiz con los músculos del hombro, haciendo giros muy amplios.

Posteriormente los niños comenzarán a dibujar y algunos de ellos comenzarán a pintar. Viene la independencia de la creatividad del niño, quien comienza a sentir la necesidad de expresarse, siendo la pintura una buena manera de hacerlo.

Para pintar es necesario mezclar colores, por lo que los niños descubrirán que pueden conseguir un sinfín de tonalidades y texturas. Todas estas variantes (colores, texturas, trazos, etc.), incentivan la imaginación, sensibilidad y creatividad de los niños, así como también estimulan la capacidad de concentración y expresión.

Share.

About Author

Leave A Reply

Ir a la barra de herramientas